En que consiste una inspección de un buque

La inspección de un buque se realiza para determinar el estado en que se encuentra la nave respecto de un criterio determinado.

Una inspección de condición a un barco es una verificación del estado general del buque con el propósito de conocer precisamente la condición en la cual se encuentra. El servicio se presta generalmente a pedido de un comprador, de una compañía de seguros, de una autoridad o de cualquier otra parte interesada que lo solicite.

Cómo se realiza la inspección de condición al barco

Dependiendo del alcance del servicio solicitado, la inspección de condición de un barco inicia, generalmente, con una revisión visual de todo el caso, la cubierta, las bodegas, los mamparos, la sala de máquinas, los pañoles, el equipo, los estanques, los aparejos, entre otros elementos que deben ser revisados para determinar la condición de estos.

Por lo general los servicios de inspección de condición son realizados en idioma inglés, ya la mayoría de los reportes terminan siendo presentados a parte interesadas que se encuentran en el extranjero o en países donde el idioma inglés el predominante.

Quienes realizan una inspección de condición

Dependiendo nuevamente del alcance de la inspección y lo que el cliente necesita conocer, el inspector encargado de realizar el servicio a bordo deberá tener un determinado tipo de cualificaciones. Es normal que el servicio sea realizado por peritos navales, que son lo que poseen las habilidades para determinar la condición en la cual se encuentra la nave.

Los inspectores que realizan los servicios de inspección de condición de un barco suelen se capitanes de altamar, ingeniero de máquinas, ingenieros o arquitectos navales, ingenieros mecánicos navales, pero en general el requisito es que además sean peritos navales certificados.

La certificación de un perito naval es realizada por una autoridad marítima o una sociedad de clasificación de buques, organizaciones que previa revisión de las competencias de los candidatos a peritos proceden a validad el conocimiento y las habilidades profesionales mediante el otorgamiento de una licencia que los autoriza a realizar inspecciones de condición.

Por qué se debe inspeccionar un barco

Un barco, al igual que cualquier otro activo, por ejemplo, un bien raíz, un camión, un auto o un yate, debe cumplir con una serie de requisitos normativos, tanto en el aspecto de construcción con el aspecto relacionado con el mantenimiento permanente.

Los buques se encuentran sometidos a la inclemencias del medio en el cual operan y esto produce mucho desgaste de toda su estructura, si el buque no es sometido a un exhaustivo plan de mantenimiento se desvaloriza, y al momento de ser comprado, la parte compradora necesita conocer el estado de la nave para poder negociar el mejor precio; por otro lado, una compañía de seguros, antes de aceptar el riesgo, requiere conocer el estado de navegabilidad de la nave y de este modo determinar si es buque es asegurable o no; las administraciones marítimas, previo a la admisión de un buque en sus registros, requiere conocer el estado de la nave para determinar si esta es elegible para enarbolar el pabellón del país; un propietario necesita saber si su barco es mantenido por la tripulación o por la compañía en la cual ha delegado la administración técnica en las condiciones que él considera pertinentes, y así, un barco debe ser inspeccionado por diferentes razones.

Qué diferencia existe entre inspección de condición y certificación de un buque.

La inspección de condición tal como la hemos explicado, se diferencia de la certificación de un buque en que esta última es un proceso mediante el cual una autoridad competente certifica que un buque se encuentra en una determinada condición la cual es acorde con lo que se requiere de acuerdo con la ley o los estatutos: SOLAS, MARPOL, entre otros, es por este motivo que las inspecciones de certificación reciben el nombre de inspecciones estatutarias.

Si deseas mayor información sobre el tema, comunícate con nosotros: