Es posible para un post-operado bariátrico comer bien y sano

Es posible para un post-operado bariátrico comer bien y sano

La respuesta es sí. Existen muchas maneras de preparar los alimentos de manera que resulten agradables al paladar y al mismo tiempo sanos en el sentido que no provoquen interferencia con los procesos relacionados de la cirugía bariátrica.

El principal problema del paciente post-operado bariátrico es el efecto rebote y el hecho que se comienza a ganar peso de manera muy rápida.  Después de lograr la ansiada meta de reducir peso, y habiendo pasado unos meses, el paciente se siente seguro de sí mismo, desafiante y se siente capaz de abandonar el cuidado dietético.  En parte porque su organismo comienza a tolerar distintos alimentos y también porque el estómago, lamentablemente, se ha ensanchado y ahora tiene más capacidad.  El enemigo público número uno del post-operado bariátrico es el mismo post-operado.

Entonces, nuevamente la pregunta, ¿es posible comer bien, sano y que no interfiera los logros alcanzados? La respuesta es simplemente sí, pero solo no lo vas a lograr, se necesita de apoyo psicológico permanente, controles con el cirujano que te operó, con el diabetólogo, con el dietista y sobre todo contigo mismo.

En mi caso, la manera de comer sana es simplemente preparando yo mismo los alimentos, tanto para mí como para los que me acompañan.  El post-operado bariátrico debe tener una fuerza de voluntad increíble, y a un cuando el mismo organismo de uno tiene una serie de mecanismos que ayudan a frenar los impulsos alimenticios, los cuales se manifiestan en forma de molestias insoportables, sofocamientos, dolores, náuseas, vómitos, es mejor no confiarse y mantener el control de lo que uno ingiere.

Tengo amigas y amigos operados que sufren de ansiedad, y en palabra de ellos mismos “comen de todo”, “incluso chorizo”, pero no es recomendable, porque son productos demasiado calóricos, es mejor reemplazarlo por proteina, como un trozo de filete o simplemente una porción abundante de  fruta, especialmente plátanos, pero si tienes tendencia a la diabetes, entonces no es muy recomendables, es mejor preguntarle al médico o al dietista y seguir al pie de la letra sus consejos.

En los próximos post compratire con ustedes algunos de los platos más sanos y esquisitos que me mantienen en la línea de los objetivos; sin embargo, no importa lo que se ingiera, el ejercio físico es fundamental y es un complemento obligatorio de las actividad post-operatorias bariátricas. Como me decía mi kinesióloga y mi médico cirujano: “la única manera que a uno no le cuelgue la piel es haciendo mucho ejercicio”.