Implicancias de la guerra comercial entre China y Estados Unidos

El mercado en Wall Street se ha mostrado optimista frente a la actual guerra comercial.

Las implicancias de la guerra comercial entre China y Estados Unidos son de consecuencias insospechadas. Para poder comprender mejora sus implicancias, definiremos el término de acuerdo con lo que señala la publicación en línea dependiente de la Pontificia Universidad Católica de Chile, organismo que define una guerra comercial “como un conflicto en virtud del cual un país impone medidas dirigidas a restringir la entrada de uno o más productos importados desde otro país”. La publicación explica que los motivos son diversos, uno de ellos es el proteccionismo. En este caso la medida de aplicar aranceles a los productos importados sería un método de encarecer la producción extranjera y fomentar el mercado local, mercado al cual no se le aplicarían los impuestos arancelarios de su competencia del exterior.

¿Pero que tan eficiente puede significar aplicar una medida de esta naturaleza?

En realidad, va a depender de que tan eficiente sea la economía que lo haga.  En economía existe un concepto denominado “frontera de las posibilidades de producción – FPP” y corresponde a un modelo que explica como se renuncia al costo oportunidad debido a la elección de una alternativa respecto que producto a fabricar localmente se elige. Una economía, empleando todos sus recursos disponibles, va a ser eficiente la producción de un producto solamente hasta cierto punto, es decir hasta la frontera; a partir de allí, la cantidad a producirse resultará inalcanzable, y bajo esa línea resultará ineficiente.

Resulta lógico pensar, entonces, que tal economía debería dedicarse a producir solamente aquello en que es eficiente e importar aquello en que no lo es, porque no existe una economía en el mundo que sea capaz de producir eficientemente todos los productos posibles.

El motivo por el cual se señala este hecho es simplemente porque analizaremos la guerra comercial entre las dos potencias comerciales más grandes de un mundo altamente globalizado, donde la tendencia hasta hace menos de  un año era precisamente la colaboración entre los países; sin embargo, después de la Cumbre de Davos, en enero de este año, las cosas cambiaron y solamente para Estados Unidos y Europa, sino que para todo el mundo.

Antecedentes de la guerra comercial

Olivier (2018) citando a Donald Trump en Davos señala que “el mayor impacto en el discurso de Donald Trump se produjo en el momento en que pronuncia la frase “Como presidente de estados unidos siempre pondré a Estados Unidos primero, pero EE.UU. primero, lo que no significa EE.UU. Solo”. El presidente Trump destacó las bondades de un comercio libre y con aperturas, pero señaló que esto “puede resultar nocivo cuando otros países obtienen ventajas a expensas de otros” – en clara referencia a China, “el comercio injusto nos perjudica a todos” – agregó. Luego Olivier señala que “la mayoría de los líderes europeos mostraron su preocupación, y fue la canciller alemana Angela Merkel quien se había referido al aislacionismo y al proteccionismo como elementos que impiden avanzar, en una clara alusión a los recientes aranceles que ha impuesto EE.UU. a algunos productos que ingresan a territorio norteamericano”.

La Administración del presidente Trump ha buscado, desde sus comienzos, mejora la inversión de las empresas en suelo norteamericano y de este modo reactivas la economía de una manera competitiva, para ello ha recurrido a diversos artilugios desde la reducción de las tasas tributarias las cuales redujo a un 21% para las corporaciones lo que generó una reacción positiva de los mercados y empresas como APPLE y FEDEX anunciaron medidas para mejoras las condiciones de sus trabajadores.

Pero el presidente Trump acusa a China de un comercio desleal, de promover el dumping y no solamente eso, sino que de una suerte de chantaje gubernamental hacia las empresas extranjeras que buscan invertir y participar del mercado chino, obligándolas a asociarse con ciudadanos o corporaciones chinas y de este modo, se facilitaría la apropiación de propiedad intelectual para luego elaborar los mismos productos, pero con tecnología china.

¿Cuál es el origen del conflicto?

EL origen del conflicto surge de una visión del presidente de los Estados Unidos de querer mejorar la competitividad de las industrias de su país fomentando la producción nacional como fuente de generación de empleo, pero al mismo tiempo, frenar las irregularidades que Washington ha detectado en la manera del hacer el comercio el Gobierno de China.

Ante este escenario, Donald Trump busca frenar el ingreso de producción china en los Estados Unidos y obligar de una manera natural al mercado interno a producirlo.

¿Es necesario este conflicto para USA?

Desde el punto de vista de la política del presidente Donald Trump sí lo es, porque es la única manera de presionar a China para que se comporte de una manera más leal frente a sus competidores internacionales, específicamente el mercado de los Estados Unidos.

¿Puede el conflicto poner en peligro la economía de USA?

Hasta el momento no se ve que la economía de USA se ponga en peligro, de hecho, se ha fortalecido como consecuencia de una serie de medidas económicas adoptadas por la Administración Trump. Al mismo tiempo China se muestra más atemorizada y con mayores posibilidades de perder el juego. Al respecto la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, señaló “que el conflicto podría afectar el crecimiento del gigante asiático, golpeando a países vinculados en la cadena de producción global y especialmente entre las economías emergentes.” (infobae.com, 12 de sep. de 18).

“Si las dos economías más grandes del mundo continúan elevando sus respectivas tarifas arancelarias, esto podría tener “un impacto mensurable en el crecimiento de China” y ello “causar vulnerabilidades” en los países asiáticos vecinos debido a la integración de sus cadenas de producción”, dijo Christine Lagarde del FMI.

 

¿Esta China compitiendo en forma desleal en la administración de los negocios internacionales?

Aparentemente sí. Se habla de competencia desleal a una serie de prácticas impropias que usan ciertos gobiernos con el propósito de hacer que sus mercados produzcan a menores costos y de este modo puedan ingresar a terceros países con precios más bajos poniéndose en ventaja produciendo daños a la economía del país que los importa. Entre las prácticas más comunes se encuentra el dumping consistente en “inundar el mercado con artículos de precios rebajados para suprimir la competencia” – lo vemos a menudo en las estanterías de los supermercados en los cuales encontramos prácticamente todo fabricado en China y ofrecidos a precios con los que a un productor nacional le sería imposible producir; subsidios o subvenciones esta práctica consiste en subsidiar la industria en un país de origen con el propósito que coloque su producción en mercados internacionales a precios imbatibles.

Respecto de la pregunta, la Administración China, aprovechando su enorme potencial de mercado para producir todo a costos bajísimos, además condiciones propias de sus políticas sociales, laborales y educacionales y de una necesidad extrema de ser competitivos globalmente para poder alimentar una población de más de 1 399 125 350 almas, aplica una política de subsidio de manera permanente, la cual impacta en los países donde China coloca sus productos. En mayo de 2016, el portal La Voz, citando un análisis del The Wall Street Journal, publicó un informe relacionado con los subsidios a las industrias chinas por parte de la Administración de ese país: “La sobreproducción china de acero, aluminio, diésel y otros bienes industriales ha empujado los precios a la baja y perjudicado a sus competidores, contribuyendo a la pérdida de miles de empleos en Estados Unidos y en otros países”. Solamente en el 2015 China subsidió a sus empresas con US$ 18.000 millones, cita la fuente, cuestión nada despreciable considerando que esta cifra equivale casi al 50% del PIB de países como Panamá, el cual durante el 2016 se ubicó en un valor de US$ 37.471 millones de dólares (Contraloría General de la República de Panamá, citado en la Estrella de Panamá, 2017)

Ante estos hechos, la respuesta es absolutamente sí: China está compitiendo de manera desleal con el resto de los países en los cuales coloca su producción.

¿Afecta esta guerra comercial a otros países, por qué?

Sí, evidentemente que sí. Toda guerra comercial tiene ganadores y perdedores, pero también existen los efectos colaterales en terceros países, los cuales, producto de la inestabilidad de los mercados verán impactos en sus propias economías. En un mundo ampliamente globalizado es imposible que los desajustes, variaciones y sobre todo los falos del mercado no produzcan un impacto en las economías.  El comportamiento del inversionista es siempre errático, lleva el dinero de sus inversiones en el sentido que fluya hacia donde se produce el dinero de manera más eficaz y más eficiente. Un ejemplo de esto es la crisis del dólar que afecta actualmente a Turquía, Argentina, Brasil, Panamá, la cual sin lugar a dudas responde a los efectos de la guerra comercial que se libra entre Estados Unidos y China.  Los más afectados son los mercados emergentes.

La señora Lagarde, del FMI señaló recientemente la vulnerabilidad de países como Argentina y Turquía frente a esta crisis lo que se ha manifestado con la devaluación extrema de sus monedas frente al dolar: el peso argentino ha caído cerca de 50% solamente este año; mientras que el Turquía la lira se ha depreciado un 40%. El FMI señaló al respecto que “el impacto de una guerra comercial entre las grandes potencias afectará en el crecimiento global”. La señora Lagarde considera que “el comercio de bienes y servicios es un motor de expansión económica” y resulta evidente que al largo plazo la guerra comercial va a impactar con fuerzas en las demás economías.

¿Cree usted que USA está atacando la globalización, por qué?

En cierto sentido sí, al menos como primera parte de una estrategia ganadora. Personalmente pienso que la estrategia del Señor Donald Trump es fortalecer el mercado interno de los Estados Unidos para posteriormente, crear nuevas reglas del juego. El presidente de los Estados Unidos comprende que la grandeza de Estados Unidos ya no se encuentra formando parte de un mundo globalizado, sino que de un nuevo orden mundial en el cual Estados Unidos recupere el Liderazgo de décadas pasadas.  Para ello requiere eliminar competencia desleal y sentar las bases para colocando reglas basadas en el proteccionismo de la industria norteamericana, pero bajo una metodología de competencia justa y leal con el resto del mundo. El mismo presidente señaló en Davos, “Estamos abiertos para los negocios, somos competitivos nuevamente” destacando la oportunidad de desarrollar un trabajo en equipo “Estados Unidos primero no significa Estados Unidos solo”. (Carrillo, 2018). Lo anterior se demuestra con los diferentes ajustes que ha ido realizando el Presidente Donald Trump a sus estrategias de proteccionismo y ajustes arancelarios menores a países como México, Canadá entre otros, lo que obliga al mundo a generar nuevas alianzas y observar muy de cerca el expansionismo comercial de China en la región.

Conclusiones

La guerra comercial entre China y Estados Unidos, en opinión de expertos, es la mayor de las guerras comerciales que se tenga memoria en la historia, como efectos colaterales se ve que está generando crisis, pero también es cierto que esta crisis se viene arrastrando desde el año 2008 cuando se produce la crisis subprime, el colapso de Lehman and Brothers y toda una suerte de desaciertos que se vivieron posterior a esta crisis mundial.

El Presidente Donald Trump, un empresario con gran experiencia en el mundo de los negocios comprende que el mundo ya no puede seguir empleando el modelo político-económico tradicional para crecer y ser sustentable. El presidente Trump comprende la importancia de los mercados competitivos, pero a la vez basados en la justicia de un intercambio comercial libre que funciones basado en reglas trasparentes para todos.

El señor Donald Trump busca sentarse en la mesa y dialogar con China, defender la industria del país que lo colocó en la Casa Blanca para mejora los empleos industriales e impulsar la economía local de los Estados Unidos, lo que al final beneficiará a otras economías que acepten el nuevo modelo de hacer política y negocios globales.

Bibliografía

Karishma Vaswani (6 de julio de 2018) China vs. Estados Unidos, la “mayor guerra comercial en la historia”: cómo nos puede afectar a todos. Recuperado desde https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-44735016

Redacción de BBC Mundo (31 de mayo de 2018) Qué es una guerra comercial, cuáles son sus armas y quiénes son sus principales víctimas. Recuperado desde https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-43309754

Pontificia Universidad Católica de Chile (s.f.) ¿Guerra Comercial? Aspectos Históricos y Rol de la OMC. [Publicaciones CEIUC]. Recuperado desde http://centroestudiosinternacionales.uc.cl/index.php/publicaciones/publicaciones-ceiuc/2248-guerra-comercial-aspectos-historicos-y-rol-de-la-omc

Ana Cabello (s.f.) Frontera de posibilidades de producción. Recuperado desde http://economipedia.com/definiciones/frontera-posibilidades-produccion.html

Addibe Yelice García Padilla (23 de octubre de 2003) Las prácticas desleales de comercio internacional en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte: La perspectiva de México sobre el dumping. Tesis profesional para optar a la licenciatura en relaciones internacionales en la Universidad de las América de Puebla, México. Recuperada desde http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/lri/garcia_p_ay/

Countrymeters (12 de septiembre de 2018) La población china al día de hoy. Recuperado de

https://countrymeters.info/es/China/

Mirta Rodríguez P. (4 de marzo de 2017). PIB de Panamá creció 4.9% en 2016. PIB de Panamá creció 4.9% en 2016, dio a conocer ayer la Contraloría General de la República. (Sección de Economía, Diario La Estrella de Panamá). Recuperado desde http://laestrella.com.pa/economia/panama-crecio-49-2016/23989170

Marcelo Carrillo (26 de enero de 2018). Impacto de la cumbre de Davos en la economía mundial. Artículo de análisis preparado para la clase de Finanzas Internacionales, parte de la Maestría MBA con énfasis en Logística y Comercio Internacional en la Universidad Unicyt.

Marcelo Carrillo (24 de agosto de 2018) Por qué sube el dólar en América Latina. Recuperado de http://nuestrostemas.com/por-que-sube-el-dolar-en-america-latina/

Infobae.com (12 de sep. de 2018) El FMI explicó por qué la guerra comercial entre Estados Unidos y China impacta en Turquía y Argentina. Recuperado desde https://www.infobae.com/america/mundo/2018/09/12/el-fmi-explico-por-que-la-guerra-comercial-entre-estados-unidos-y-china-impacta-en-turquia-y-argentina/

 

Créditos

Marcelo C.Olivier (12 de septiembre de 2018)
Ingeniero en Administración, Maestrante de MBA con énfasis en Logística y Comercio Internacional por la Universidad UNICYT.
Cátedra Negociación y Gestión de Operaciones Internacionales a cargo del profesor, Mgtr. Profesor Sr. Rodrigo A. Graell.