La Natación es un deporte completo que beneficia de manera integral

La Natación es un deporte integral que ofrece grandes beneficios a la salud

La edición on line de “El Clarín” señala que la natación es un deporte completo y saludable, amen que “retrasa el envejecimiento, mejora la memoria, combate el estrés, reduce el dolor lumbar y beneficia la capacidad pulmonar, entre otras cosas”. 

Agustín Martos, señala que hacer ejercicio de natación de manera diaria favorece la energía vital para el día a día, que regula el apetito, fortalece los músculos y colabora a regular el estrés producto de los trajines del día a día, esto coincide con lo que señala al diario el Clarín el rector del Instituto de Natación y Deportes de Buenos Aires, Dr. Alejandro Legasa: “Las personas que practican natación al mediodía nos dicen que después de nadar les alcanza un almuerzo liviano para seguir trabajando a la tarde. Para otros, el horario ideal es después de trabajar y antes de ir a casa, ya que si entran en su hogar, les cuesta mucho salir de nuevo. Esto les permite llegar a su casa de buen humor, sin las preocupaciones del trabajo.  Después de nadar salís renovado”.

Por otro lado, en el blog de la aseguradora SURA, Andrés Felipe Salgado Céspedes (12 de marzo de 2013) dice que “Nadar es un excelente ejercicio, ya que mejora la saludo, pues maneja los niveles de la tensión arterial, mejorar el funcionamiento de la actividad osteomuscular y  la capacidad respiratoria,  además de fortalecer los diferentes tejidos que componen tu cuerpo . Además, la natación es un excelente ejercicio para las personas con problemas cardiacos, pues mejora la salud del corazón y la circulación sanguínea.”

Sin lugar a dudas es un deporte completo, que además permite modelar y tonificar los músculos gracias al ejercicio integral de brazos, piernas, glúteos, abdomen y espalda, favoreciendo, además, la regulación de la hipertensión arterial, problemas a la columna vertebral entre otros.

Pero no todo es maravilla y beneficios, hay que tener cuidado

Sin embargo, el practicar ciertos estilos de natación podría tener como consecuencia una sobrecarga muscular que debe ser compensada con trabajo especial para evitar que la articulación del hombro se vea afectada. “En el caso del crol el brazo finaliza cerrándose y realizando una rotación interna. Esto hace que los hombros se proyecten hacia adelante alterando la postura. Esta postura deficiente disminuye más el espacio antes descrito y todo se transforma en un círculo vicioso que produce mucha molestia y dolor” señaló la kinesióloga Carolina Bravo a Guiteca.com.