Parapente, un deporte para aquellos que aman el peligro

volando como pajaros

Agustin y Jefferson “Cacaroto” en pleno vuelo, disfrutan de una vista de la ciudad.

El deporte del Parapente es una actividad clasificada como de alto riesgo y es el resultado de la visión emprendedora de deportistas de alta montaña, quienes buscaban un modo de bajar desde las altas cumbres tal como lo hacen las aves: remontando el cielo.

Nuestros Temas (2018)
contactanuestrostemas@gmail.com

El equipo de Nuestrostemas.com se animó a subir hasta el Morro do José Menino (Voturuá), en la ciudad de Santos.  Agustín Martos, corresponsal de NT, llegó hasta la cima del Cerro Voturuá, a través del teleférico que sobrevuela la reserva ecológica del mismo nombre, localizada entre la ciudad de Sao Vicente y Santos, en el Estado de Sao Paulo.

banner fotos

La silla teleférico sobrevuela el parque durante aproximadamente 20 minutos, el visitante puede obtener excelentes vistas panorámicas de la ciudad y dejarse llevar por la emocionante experiencia de ser transportado por el aire como en los mejores vuelos de Peter Pan.

“Fue emocionante sentirse suspendido de tan solo un cable y sentir como la brisa acaricia suavemente tu piel mientras el trino de aves exóticas te hacen compañía, simplemente la adrenalina fluye” (Agustín Martos).

Una vez en la cima, el corresponsal de Nuestros Temas fue invitado a participar en un instructivo de parapente en la Academia “Dinámica do Ar”, y literalmente fue lanzado desde la cumbre junto al instructor de vuelo “Cacaroto” Jefferson.

Básicamente volar en parapente es seguro; sin embargo, la turbulencia y el viento cortante son los elementos decisivos en la manera en que se estructura el vuelo. El parapente es una actividad deportiva muy adrenalínica a la vez que reconfortante. Desde un parapente sientes lo que debe haber sentido Icaro y Dédalo en la mayor aventura de vuelo libre de todos los tiempos, al mismo tiempo que puedes experimentar la sensación de ser un ave libre y observar desde lo alto el mar y la tierra y, en un instante sentirte el rey del mundo.

Enlaces relacionados