PLASMANDO NUESTRO PENSAMIENTO

“La expresión escrita es como una roca, nunca desaparecerá; mientras que las simples ideas radican en nuestro interior. Escribir el conocimiento permite que este exista, se herede y no se manipule, tal como ocurre con la tradición oral por naturaleza. La expresión escrita permite ordenar, comunicar y plasmar las ideas de todo tipo. Sin la escritura no podríamos garantizar el entendimiento de lo que desarrollamos como grupo humano.” (Jorge Jiménez, 2009)