E-Learning en el Siglo XXI

Por Marcelo Carrillo

Sobre el e-learning, la ética profesional y el arte de la escritura.

Comunicar las ideas es una tarea difícil, tratar de expresar los sentimientos del alma y plasmarlos en un papel es un privilegio que alguno. El don de la escritura es un regalo, no se divino, que han recibido aquellos artistas del papel y del bolígrafo para dejar gravados en el camino de la historia parte de la cultura que les tocó vivir. La ética profesional, tiene mucho que ver con el que escribe, pues representa un valor inalienable a aquel que comunica una verdad. El e-learning y las nuevas tecnologías son los nuevos testigos con que cuenta la civilización para mostrar a las generaciones futuras el efímero acontecer del hoy.

 E-learning está experimentando un crecimiento acentuado

Anteriormente expuse que:    “La educación a distancia es un fenómeno social que nace como una respuesta a la necesidad natural del hombre del simple hecho de saber más. Este fenómeno encuentra su incubación natural en la imposibilidad de recurrir a la enseñanza tradicional por motivos de tiempo, distancia, facilidades técnicas, etc. Son estas mismas necesidades, las que ahora  apoyadas en las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) hacen del e-learning una herramienta de formación, capacitación y entrenamiento continuo capaz de llegar a los lugares más distantes e insospechados.1 

Hoy se puede sostener que el e-learning experimenta un crecimiento acelerado gracias a las facilidades técnicas, los bajos costos de inversión y las expectativas que ofrece al usuario que opta por esta modalidad.  Las facilidades técnicas vienen gestándose desde hace algunos años en  que   el uso  de   las    computadoras personales comenzó a ser masivo dadas las facilidades económicas para su adquisición que hicieron posible que hogares de distintos recursos accedieran a equipos multimedios. En consecuencia el e-learning es una alternativa al “querer saber más” que lo hace viable desde todo punto de vista.

Son muchos los usuarios que ya le han perdido el miedo a la informática y se sienten familiarizados con la tecnología; se han atrevido a dar un nuevo paso en la sociedad de la información y optan por capacitarse online. Es precisamente esa  necesidad de “querer saber más”, a la cual me he referido al principio, la que forma parte de la naturaleza humana llevándolo a querer superarse y progresar.

Se nos ha inculcado desde la infancia que el “saber no ocupa lugar”, pero cuando tomamos la decisión de estudiar, una gran muralla nos cierra el acceso a los métodos de estudio tradicionales. La barrera compuesta por el tiempo y el dinero es la que frustra a la mayoría de los postulantes a una carrera presencial, pues se encuentran a merced de la gran disyuntiva: estudiar o trabajar. Si se opta por ambos caminos en algún momento se puede producir el fracaso; y es que el esfuerzo de estudiar por un medio tradicional, manteniendo al mismo tiempo un empleo, produce un desgaste enorme.

Resulta obvio que el trabajo siempre será una prioridad pues es lo que mantiene al ser humano económicamente en pie. Es que en pleno siglo XXI ya no existen los mecenas que solían financiar una carrera sin más mérito que las propias habilidades del protegido, y conseguir una beca es cada vez más complejo. Ante un arquetipo de vida tan complicado y con serias posibilidades de fracasar el candidato dimite y opta por la opción del trabajo, al optar por el trabajo se frustran sus expectativas de desarrollo personal, mejoras en la calidad de vida, etc.

Un escenario así de desolador es una realidad; no obstante, una alternativa irrumpe en medio de este oscuro panorama: el e-learning. Creo que el acentuado crecimiento de la educación online se debe a la comodidad de su método, a la ventaja económica que ofrece y la optimización del tiempo que permite alternar empleo, ocio y estudio. Definitivamente el e-learning es un método de aprendizaje que posibilita una  mejor organización de nuestra agenda.

Ventajas y desventajas del proceso en términos sociales

La principal ventaja es la posibilidad de estudiar desde la comodidad del hogar, de la oficina, del entorno familiar sin tener que desplazarse hasta aulas físicas. El costo beneficio se equilibra positivamente hacia  el usuario, ya que al seguir una carrera online la inversión es menor que en una modalidad tradicional. Además está la posibilidad de acceder a todo un conjunto de ayudas a la instrucción, a través de bibliotecas virtuales de la misma institución en la que se estudia o de otras que ya están en internet y que el usuario virtual aprende a usar de manera correcta.

Como desventajas pienso que de algún modo se pierde el contacto personal con el profesorado y con el alumnado pues prevalece la relación virtual entre los participantes. Esto puede ser considerado una lástima, ya que se pierde la riqueza de la cercanía, la posibilidad de crear lazos y compromisos con las personas con las que se interactúa. En definitiva, se pierde un poco la magia que da el entorno físico.

Las gran ventaja social, es que existe la posibilidad real de traspasar fronteras, ya que no importa dónde esté el usuario, siempre que aquel tenga un computador conectado a  internet podrá acceder a su curso online. Si  se llegara a cada rincón de cada  país capacitando por este medio, el e-learning sería   “el gran capacitador” de la sociedad del siglo XXI, indudablemente, para allá vamos.

La importancia de Internet en el aprendizaje en la sociedad de la información 

“Internet es un conjunto descentralizado de redes de comunicación interconectadas que utilizan la familia de protocolos TCP/IP, garantizando que las redes físicas heterogéneas que la componen funcionen como una red lógica única, de alcance mundial. Sus orígenes se remontan a 1969, cuando se estableció la primera conexión de computadoras, conocida como ARPANET, entre tres universidades en California y una en Utah, Estados Unidos”. (Wikipedia, 2012) 2

De acuerdo a la definición anterior, asumiremos que internet es un conjunto de redes interconectadas formando una gran tela de información, fluyendo por todo el planeta, y conectando a la mayoría de las personas a través de computadores que funcionan en línea de manera simultánea. En otras palabras diremos que es el principal medio de intercambio de información de nuestra sociedad, tanto en lo económico, en lo académico como en lo personal.

La sociedad de la información, también llamada “sociedad de la información o del conocimiento” (IACC, 2012. p.6), es el resultado de la evolución económica y tecnológica que se originó después de la sociedad industrial y aun cuando hacemos diferencia entre los conceptos de información y conocimiento resultan ser acciones encadenadas. La sociedad de la información como concepto se refiere a la capacidad tecnológica que existe para almacenar información. La sociedad del conocimiento es la selección de dicha información y su correcto uso. Información es un concepto que señala hechos, sucesos, acaecimientos, en cambio conocimiento es la interpretación de esa información. La UNESCO (2005) explica estos conceptos de manera inequívoca: “La información es efectivamente un instrumento del conocimiento, pero no es el conocimiento en sí” (p.19); de esta manera grafica que las sociedades del conocimiento,  son independientes de la sociedad de la información.

El rol que juega internet en la sociedad de la información es fundamental, es un depósito activo, un gran almacén virtual, que facilita poniendo a disposición del cibernauta información cruda para que éste la interprete y haga uso de ella de acuerdo sus necesidades. Sin internet el fenómeno e-learning simplemente no existiría o al menos encontraría muchos obstáculos para desarrollarse.

 

La importancia de la expresión escrita en la sociedad moderna

El arte de escribir bien se remonta a los primeros años de la humanidad cuando Hammurabi, sexto rey de Babilonia,  redactó uno de los primeros códigos de leyes de los que se tenga memoria.

El rey ordenó que copias de este Código se expusieran en las plazas de los pueblos de cada ciudad para que todos conocieran la ley y sus penalidades, para ello las copias fueron escritas en lenguaje claro comenzando con la partícula si, describiendo la conducta delictiva y luego mostrando el castigo. (Jimenez, 2009, p.3) 3

La palabra escrita existe por la necesidad de transmitir el pensamiento del alma. El arte de escribir es lo que permite cristalizar el pensamiento de manera precisa y sin errores, pudiendo transmitir el mensaje de receptor en receptor de manera pura.

La importancia de la expresión escrita en la educación superior radica en la necesidad de  transmitir el conocimiento adquirido durante el proceso de formación de una manera correcta.  Esta necesidad de expresar de manera escrita el desarrollo cognitivo, para dejar un testimonio y compartirlo con las generaciones venideras, obliga a un profesional al correcto empleo de normas de redacción adecuadas.

Quien no ejercita la expresión escrita no contará con el aliado  más fiel a la hora de querer perpetuar sus ideas y la falta de un correcto manejo del lenguaje provocará un torrente de expresiones equívocas el que desbordará causando el infortunio de la desinformación  en los registros de esta,  la Sociedad de la Información.

La expresión escrita es como una roca, nunca desaparecerá; mientras que las simples ideas radican en nuestro interior. Escribir el conocimiento permite que este exista, se herede y no se manipule, tal como ocurre con la tradición oral por naturaleza. La expresión escrita permite ordenar, comunicar y plasmar las ideas de todo tipo. Sin la escritura no podríamos garantizar el entendimiento de lo que desarrollamos como grupo humano.” (Jimenez, 2009, p 4) 4

La importancia de la honestidad académica en el futuro profesional de los estudiantes

La honestidad académica es una herramienta que prepara al estudiante para su vida profesional. Cimenta en el alumno las bases de la ética laboral entregándole conceptos y valores que favorecerán, en un futuro, perfilarlo como un profesional serio, responsable y confiable.

Sin lugar a dudas la honestidad académica es el primer encuentro que tiene el alumno con la responsabilidad de hacer las cosas porque “es bueno para la sociedad entera”, concepto de trabajar a conciencia,  y no solamente para cubrir una obligación impuesta por un ente académico. El alumno que es capaz de percibir este concepto, será capaz de desarrollar sus habilidades profesionales de una manera natural y perfecta.

La honestidad académica debe ser un atributo presente en todo alumno, pero más aún en un sistema como el e-learning, que es mucho más libre  y donde el docente no tiene el mismo control sobre el educando tal como ocurre en un sistema tradicional. Honestidad académica debería ser una cualidad natural del estudiante, al igual que lo es la caligrafía o un adecuado método de estudio.

 Palabras finales

Honestidad académica y ética profesional son dos valores estrechamente relacionados, los cuales constituyen la piedra angular sobre la que reposa la carrera del Administrador de Empresas. Temas como plagio, carencia de honestidad o falta de ética profesional son los destructores de una profesión tan noble como la que estudiamos, y actúan envenenando lentamente al futuro profesional. Los antivalores son de naturaleza invasiva y penetrarán con fuerza en el aprendiz que no esté alerta. En una Sociedad enriquecida por el conocimiento y la información, la ética resulta fundamental como garante de los derechos del hombre.

Bibliografía

 

IACC (2012). Aprendizaje en la Sociedad de la Información. Plan de asignatura. Instituto Profesional IACC:

Jimenez, Jorge (2009). Derecho y Expresión Escrita. Revista Administración Marítima [versión en español de Maritime Administration], 12, 3-4

WIKIPEDIA (n.f.). Definición de Internet. Obtenido el día 16 de marzo de 2012 desde  http://es.wikipedia.org/wiki/Internet

UNESCO (2005). Hacia las sociedades del conocimiento. [Informe mundial] Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Ediciones UNESCO.

 Notas del autor

 Me pareció necesario citar de un  texto anterior  mi percepción respecto del por qué la gente estudia a distancia. Este convencimiento nace de una necesidad propia por la actualización diaria de las novedades que surgen en el medio marítimo en el cual me desenvuelvo (ver el artículo).

Quise destacar la definición de Internet en la web, que es el medio donde se origina este fenómeno, por llamarlo de algún modo. Me pareció útil resaltar que Wikipedia sintetice el término de una manera amigable al lector entregando un significado académico bastante adecuado.

Jorge Jimenez es un escritor chileno radicado en la Ciudad de la Plata, y que posee el difícil don de la escritura. El trabajo de este compatriota lo cité de una revista marítima que él dirigió y que se editaba en mi empresa. El pasquín era leído con mucho entusiasmo por asiduos lectores en Argentina, Uruguay y España y se abordaban temas relacionados al derecho marítimo y otros aspectos técnicos de marina mercante. Lamentablemente dejó de editarse.

No podía dejar de compartir estas sabias palabras que dicen todo en cuanto a la importancia del relato escrito. La tradición oral se pierde, pero aquello que escribimos permanece perenne para el deleite de las generaciones. Gracias Jorge.

EL TUTOR VIRTUAL

DEFINICION DE TUTOR VIRTUAL

El diccionario de la Real Academia Española define “tutor”  como “persona encargada de orientar a los alumnos de un curso o asignatura.”[edición en línea]. Algunos sustantivos de “tutor” serían instructor, institutriz, protector, defensor, amparador, guardador. (Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.)

Con el advenimiento de los cambios en el entorno y el rol del docente producto del impacto de las tecnologías de la información y comunicación, se posiciona un nuevo concepto de tutor: “el tutor virtual” quien es un nuevo actor en el contexto del modelo de aprendizaje denominado conectivismo y desarrollado por George Siemens (2004). Bajo este paradigma de aprendizaje existe un parangón entre la antigua definición de tutor y la nueva de “tutor virtual”; sin embargo, para re-definir el concepto es necesario analizar las teorías de aprendizaje antiguas (conductismo, cognitivismo y constructivismo) y el rol del profesor en cada una de ellas hacia sus aula o alumnos.

En el modelo conductista, el profesor  tiene competencias aprendidas, que pone en práctica según las necesidades de su alumnado. Identifica conductas observables, medibles y cuantificables. Desarrolla una adecuada serie de arreglos de contingencia de reforzamiento y control de estímulos para enseñar. Su  enseñanza se basa en un proceso “adiestrar-condicionar” donde aprender es almacenar información. El profesor  cumple con desarrollar un programa oficial.

En el modelo cognitivo, el profesor mantiene su actividad en la construcción y la organización de experiencias didácticas para lograr los fines educativos. No debería desempeñar un papel protagónico para no ir en desmedro de la participación cognitiva del grupo. El profesor media en el aprendizaje, regula. Actúa sólo si es necesario.

En el modelo constructivista, El profesor debe investigar como cada uno de sus alumnos organiza mentalmente la información y la relación que existe entre los contenidos que estrega la escuela y la cultura del alumno, para ayudarle a encontrar sentido a los que aprende y estimular el desarrollo de sus capacidades.  Se podría decir que la función es de promover la enseñanza significativa

En el modelo conectivista, el concepto de  profesor cambia  y difiere totalmente debido escenario donde se gestaron los paradigmas anterior, los cuales, según señala Siemens (2004), debido a que fueron desarrolladas en épocas de aprendizaje que no habían sido impactadas por la tecnología no contemplan la posibilidad de que el aprendizaje se dé dentro de un ambiente de redes conformando comunidades de aprendizaje. Siemens aplica en su modelo la teoría del caos, la auto-organización, complejidad y la teoría de redes como elementos fundamentales en la integración de los procesos de aprendizaje, conceptuando que  “el este  es un proceso que ocurre al interior de ambientes difusos de elementos centrales cambiantes, que no están por completo bajo control del individuo”.  Siemens señala como principios del conectivismo que:

“el aprendizaje y el conocimiento dependen de la diversidad de opiniones, que es un proceso de conectar nodos o fuentes de información especializados, que puede residir en dispositivos no humanos, que la capacidad de saber más es más crítica que aquello que se sabe en un momento dado, que la alimentación y mantenimiento de las conexiones es necesaria para facilitar el aprendizaje continuo, que la habilidad de ver conexiones entre áreas, ideas y conceptos es una habilidad clave, que la actualización (conocimiento preciso y actual) es la intención de todas las actividades conectivistas de aprendizaje, que la toma de decisiones es, en si misma, un proceso de aprendizaje”. (Siemens, elearnspace.org, 2004)

De lo anterior se desprende la definición de tutor (tutor virtual). Persona con estudios formales y conocedor de la disciplina donde ejercerá la tutoría, experto en tecnologías de la información y la comunicación, con predisposición al cambio, al auto-aprendizaje en comunidad y facilitador encargado para guiar procesos de aprendizaje específicos en comunidades virtuales.

Habiendo definido tutor en la era digital, podemos decir que algunas de las competencias y habilidades de un tutor son:

  • Preparación que abarque  las áreas de su titulación académica
  • Competencia tecnológica:
    • Destrezas técnicas para manejar aplicaciones.
    • Manejo de herramientas como base de datos, hojas de cálculo.
    • Domino de aplicaciones de internet
    • Interés por actualizarse en las innovaciones tecnológicas
  • Competencia tutorial:
    • Habilidad de comunicación.
    • Capacidad de motivación
    • Mentalidad abierta para aceptar sugerencias y nuevas propuestas
    • Predisposición para asumir nuevos roles, propuestas
  • Competencia didáctica (esto es en referencia a la adaptación del material existente a material para la web)
  • Rol de facilitador (en el e-learning es el alumno el responsable de su proceso formativo- el tutor acompaña, no dirige)
  • Ser capaz de fomentar la actitud de búsqueda de información.
  • Observador (debe estar atento a la evolución del alumno)
  • Socializador (el tutor debe trasmitir las normas de protocolo que se deben respetar en cada herramienta de comunicación del curso)

 

Bibliografía:

Conductismo (sf). [En línea]. Bajado el 28 de abril de 2012 dehttp://www.slideshare.net/albertososa/conductismo-12612209

Paradigmas y Modelos Edcativos (sf). [En línea]. Bajado el 29 de abril de 2012 dehttp://www.slideshare.net/adrysilvav/paradigmas-y-modelos-educativos-i-8420

Reyes Domínguez Lázaro María (2010). La incorporación del e-learning a la docencia: El paso de profesores presenciales a tele tutores on line. Universidad del Salvador (27 de abril de 2010). Bajado de internet el 27 de abril de 2012 desde: http://www.salvador.edu.ar/vrid/publicaciones/PONENCIA_REYES_DOMINGUEZ–.pdf

Real Academia Española (2010). Diccionario en línea. Bajado de internet el 27 de abril de 2012 desde: http://buscon.rae.es/draeI/

Siemens George (2004). Conectivismo: Una teoría de aprendizaje para la era digital. Traducción de Diego Leal Fonseca (7 de febrero 2007). [En línea]. Bajado el 28 de abril de 2012 dehttp://www.slideshare.net/lepirex/siemens2004-conectivismopdf-presentation

Vox (2007) Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos de la Lengua Española Vox. Larousse Editorial, S.L.

 

 

LA MISIÓN DE LA EMPRESA Y EL MARKETING

Introducción

Según Koontz y Weihrich (2008) “la misión o el propósito de una organización es el plan más común del área administrativa, para ello se identifica una función básica y se desarrolla la declaración de misión” La misión es, por lo tanto, la razón de ser de cualquier organización.

El marketing es una actividad orientada a “crear valor para los accionistas mediante la entrega de valor real a los clientes” es la praxis orientada hacia los buenos negocios.

Tanto la función administrativa, como la actividad[i] de marketing, están vinculadas por un punto en común: alcanzar los objetivos de la empresa. Esto se logra por medio del cumplimiento de la misión de la empresa mediante la ejecución de los buenos negocios; sin embargo, el marketing es más que una simple función, marketing es una forma de actuar frente al entorno, relacionándolo todo, integrando toda la organización.

 ¿Cómo se relaciona la misión de la empresa con el marketing?[ii]

             La función del marketing es determinar y luego satisfacer las necesidades del mercado, y la empresa, cuya razón de ser se encuentra planteada en la misión, es la encargada de llevar a cabo el plan estratégico para lograr los propósitos trazados.

            Toda organización debe tener objetivos, tanto generales, como específicos. Amén de “Definir una misión clara para la empresa, establecer objetivos de apoyo, coordinar estrategias”. Todos estos son parte de una planificación adecuada.

El marketing divide su visión en dos áreas específicas: marketing estratégico y marketing operacional. El primero define el negocio de la empresa y el segundo define las estrategias, las políticas de precios, de producto, etc.

Hemos señalado que la misión consiste en redactar el objetivo de la organización, la meta que deseamos alcanzar con nuestro negocio o actividad, a quien queremos llegar. El marketing es el encargado de posicionar en el mercado los productos o servicios que satisfacen las necesidades de nuestros clientes. Es aquí donde se relacionan marketing y misión: en el proceso de encaminar los objetivos orientándolos hacia el mercado, porque la misión debe concentrarse a satisfacer las demandas del mercado y la función del marketing es precisamente esa.

Ejemplo:

Empresa:       “Poseidón Bureau of Shipping”[iii]

Rubro:           Inspecciones de barcos

Mercado:       Buques de ciertas características registrados en Administraciones marítimas[iv] que habiliten a la empresa como Organización Reconocida (RO)[v].

Misión:           Satisfacer las demandas de nuestros clientes brindando servicios de inspección de naves orientados a la verificación del cumplimento de los convenios y normas internacionales vigentes.[vi]

Relación de la misión con el marketing: Basándose en la misión, el área de marketing deberá seleccionar los segmentos de mercado en los que “Poseidón Bureau of Shipping” pueda tener posibilidad de acceder. Por ejemplo, y en primer lugar, las Administraciones marítimas de: Togo, Sierra Leona, Tanzania, y en segundo lugar un segmento de buques, muy especial, dadas las características de los dueños, del estado y tipo de buque mismo, etc. El marketing obrará, en consecuencia, satisfaciendo estos nichos y para ellos desarrollará un mix de marketing (técnicas de marketing) orientado a ofrecer precios atractivos para la lista de productos de la empresa, promoción adecuada, seleccionar las plazas (Singapore, Malasia, Vietnam).

Del ejemplo anterior podemos decir que la relación del marketing con la misión de la empresa se fundamenta en que pone a rodar, en el mercado marítimo, la misión de la organización.

 Conclusión

            Considerando el marketing como “alma” de  la organización, una empresa no puede ser concebida sin impregnar de marketing cada una de sus funciones: si una compañía busca implementar su misión de manera exitosa, integral y coordinada, debe, necesariamente, embeber todas sus funciones en torno del marketing.

El marketing es un elemento integrador que permite aunar esfuerzos en la concreción de los objetivos de la organización.

 

Citas bibliográficas

Koontz, Harold; Weihrich, Heinz; Cannice, Mark (2008). Administración : Una perspectiva global y empresarial. 13ª ed. Mexico, McGraw-Hill, 2008. 667 pág. ISBN-10: 970-10-6524-7

Rapp, Stan; Collins L. Thomas (1996). El nuevo maximarketing. México, McGraw-Hill, 1998. 352 pág. ISBN 970-10-1009-4

Kotler, Philip; Keller, Kevin Lane (2006). Dirección de Marketing. 12ª ed.  México, Parson Educación, 2006. 816 pág. ISBN 970-26-0763-9

 Notas del autor

Los artículos de este blog se encuentran bajo la modalidad de “Creative Commons” pueden ser usados sin fines comerciales, citando la fuente:

Olivier, Marcelo (2012). Objetos de Aprendizajes Diversos. Instituto de Capacitación y Gestión SpA. [En línea].

[i] He llamado actividad al marketing, diferenciándolo de función, pues después de entender  el contenido de la semana 3, comprendo que marketing es más eso, por lo mismo, más adelante lo llamo el “alma” de la empresa.

[ii] Con esta tarea he tenido que replantearme, completamente, la manera en que vengo administrando mis negocios.

 [iii] Me pareció oportuno ejemplificar con una actividad tan cercana a la que desarrollo y que además, es un proyecto pendiente que tengo a futuro.

 [iv] Administración marítima: entidad gubernamental encargada de llevar el registro de barcos y coordinar las inspecciones de verificación técnica de los mismos designando, para ello, Organizaciones Reconocidas.

 [v] Organización Reconocida: son organismos técnicos de inspección de barcos  habilitados por las Administraciones marítimas para actuar en su nombre y certificar buques. (Un tipo de verificación técnica vehicular, pero a barcos).

 [vi] En un principio, la misión habría sido redactada orientada hacia el servicio en sí; después de comprender el contenido de la semana tres, la misión fue modificada orientándola hacia el mercado.

LA IMPORTANCIA DE LAS NECESIDADES DEL MERCADO

Introducción

El objetivo del marketing es favorecer  el intercambio de productos entre dos partes, permitiendo, además, que ambas partes queden satisfechas. Este intercambio es un proceso en el cual intervienen acciones tales como investigación, determinación de un precio, distribución, etc., es decir, conocer lo que se debe vender.  Para poder conocer que se debe vender es necesario determinar las necesidades del mercado. Por ejemplo, sería absurdo promocionar una boutique de parcas, muy abrigadoras, para una ciudad como Arica; o querer vender esquistos dulces “chilenos” en una comunidad de diabéticos; o tratar de instalar una fábrica de cecinas de cerdo en una comunidad musulmana.  Los productos en cuestión podrían ser de excelente calidad, ofrecerse a precios convenientes, apoyados por una excelente campaña en medios, pero el mercado donde se estarían distribuyendo no sería el adecuado.

En este trabajo explicaremos la importancia de conocer las necesidades del mercado al cual queremos llegar con un determinado producto.

 Las necesidades del mercado

El marketing define al mercado como organizaciones o individuos con necesidades o deseos, con la capacidad y voluntad para comprar bienes y servicios con el propósito de satisfacer sus necesidades (Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Mercado).

Existen cinco niveles de necesidades, estos niveles han sido definidos por Maslow y se pueden graficar de la siguiente manera:

La misión del marketing es determinar cuales de estas necesidades no están cubiertas y de este modo ver que producto podemos ofrecer para satisfacerlas:

a)      ¿Falta de alguna carrera profesional para impartir en un determinado mercado?

b)      ¿Un centro social?

c)      ¿Un club social?

d)     ¿Falta de seguridad en el medio? ¿Se necesitan guardias privados, por ejemplo?

e)      ¿Alimentación? ¿Hay algún producto que este mercado requiera y no se ofrezca?

Pueden darse dos posibles escenarios:

a)      Tengo un producto (mi empresa elabora un producto) ¿Cómo lo introduzco este producto en el mercado?

b)      Tengo un mercado ¿Qué producto elaborar para ofrecerle a este mercado?

Partiendo de los escenarios anteriores, tanto en (a) como en (b), estaremos determinando las necesidades  de nuestro mercado objetivo y de acuerdo a eso podemos desarrollar un producto específico, o bien, introducir un producto que ya estemos desarrollando.

Cualquiera sea la situación, debemos conocer las necesidades no cubiertas, y para ello desarrollar un estudio de mercado con el cual podamos determinar identificar la conducta del consumidor.

Con este estudio, desarrollaremos un plan tendiente a darnos información sobre qué producto o servicio, a que precio, como distribuirlo y como haremos la campaña de distribución: las 4 pes: Producto, Precio, Plaza y Promoción.

Conociendo las necesidades del mercado, entonces sabremos que producto ofrecer, pero el proceso no termina ahí, ya que es un proceso continuo, en el cual se evalúa constantemente la satisfacción de las necesidades del cliente.  Los consumidores varían sus preferencias constantemente, un ejemplo notable de esto son los cantantes de pop modernos, aquellos que esta semana ocupan el primer lugar en el ranking de ventas, de no reinventarse, mañana, corren el riesgo de perder popularidad y su negocio.

Lo anterior podemos explicarlo usando el ciclo de Deming (PDCA Cycle), que habla de la mejora continua de los procesos, orientándolos a satisfacer las demandas del cliente:

En el caso de la investigación del mercado podemos adaptar, traducir, el ciclo de la siguiente manera:

Planifica: investiga las necesidades, determina como satisfacerlas, determina precios

Hace: coloca el producto en el mercado

Verifica: evalúa que el producto funcione y siga satisfaciendo las necesidades de tu mercado, verifica hábitos de consumo, modas, etc.

Actúa: efectúa las modificaciones necesarias para satisfacer las necesidades de los clientes.

El proceso se repite constantemente de manera ascendente, mejorando a cada giro.

La necesidades del mercado son un tema concluyente para desarrollar nuestro producto; sin embargo, hay factores iguales de importantes que se deben considerar y deben formar parte de la investigación, de lo contrario se arriesga a que una determinada estrategia de marketing no funcione.

a)      Factores políticos: (por ejemplo sería complicado establecer una firma pro-americana en Cuba)

b)      Factores legales: (no es posible vender cigarros y alcohol a menores de 18 años)

c)      Factores culturales: (no podríamos vender tangas en una comunidad de cuákeros)

d)     Factores económicos: (¿Qué sentido tendría poner una distribuidora de autos Mercedes Benz, Audi en una barrio marginal de un segmento C4? )

e)      Factores demográficos: (¿Podríamos ofrecer planes de incentivo a la natalidad en China?)

f)       Recursos Naturales

g)      Estructura Socio-Económica: (No podemos poner un colegio particular en un barrio de bajos recursos).

Necesidad y deseo

La necesidad es el sentimiento de privación que existe sobre una satisfacción en particular, por ejemplo, la necesidad de abrigarnos.

El deseo, en cambio, es una manera específica de satisfacer esa necesidad, por ejemplo, deseo un abrigo para calentarme en estos momentos (necesidad fisiológica) ; o bien deseo un abrigo para ostentar entre mis amistades (necesidad de estima).

El marketing no influye en las necesidades; sin embargo, sí en los deseos.

Conclusión

La importancia de conocer las necesidades del mercado al cual queremos llegar con un determinado producto es simple. Al establecer una determinada necesidad en un sector del mercado, puedo influir en el deseo de las personas de satisfacer tal necesidad: si tienen sed, entonces desean una bebida. Como empresa debo establecer la manera de satisfacer al segmento objetivo con mi producto: la bebida.  Ese producto dependerá de muchos factores, no es lo mismo vender al segmento ABC1 que al C3 y, por lo tanto, la investigación de “mi mercado” para determinar tales necesidades es fundamental.  Sin investigación no hay conocimiento de las necesidades, y sin información no sé que producto vender.

Si conozco las necesidades del mercado, entonces puedo definir que producto ofrecer.

Si desconozco las necesidades del mercado, entonces no sé que ofrecer y mi negocio tiene altas probabilidades de fracaso.

Cuando hablamos de conocer las necesidades, no solamente nos refierimos a productos o servicios en sí, sino también al precio que el mercado esta dispuesto a pagar para satisfacer sus necesidades.

Conocer las necesidades del mercado es conocer lo que se debe vender, esa es la importancia.

Citas bibliográficas

Kotler, Philip; Keller, Kevin Lane (2006). Dirección de Marketing. 12ª ed.  México, Parson Educación, 2006. 816 pág. ISBN 970-26-0763-9

Koontz, Harold; Weihrich, Heinz; Cannice, Mark (2008). Administración : Una perspectiva global y empresarial. 13ª ed. Mexico, McGraw-Hill, 2008. 667 pág. ISBN-10: 970-10-6524-7

IACC (2012). Fundamentos del marketing.

WIKIPEDIA (s/f).  Marketing. Bajado de internet el 23 de junio de 2012 desde http://es.wikipedia.org/wiki/Marketing.

Mesa Holguín, Mario (2012). Fundamentos de marketing. Editorial: Ecoe Ediciones, Colombia. ISBN: 9781449278526 / ISBN: 9789586487542. [online] bajado el 23 de junio de 2012 desde :http://site.ebrary.com.ezproxy.apollolibrary.com/lib/phoenixsp/docDetail.action?docID=10560087&p00=kotler

 Notas del autor

Los artículos de este blog se encuentran bajo la modalidad de “Creative Commons” pueden ser usados sin fines comerciales, citando la fuente:

Olivier, Marcelo (2012). Objetos de Aprendizajes Diversos. Instituto de Capacitación y Gestión SpA. [En línea]. http.www.incages.org

OBJETIVOS DEL MARKETING

¿Cuál es el objetivo del marketing?

El marketing es una actividad que todo emprendedor debe conocer porque ofrece importantes herramientas estratégicas de negocio y herramientas operacionales la cuales deben ser incorporadas a la gestión de la empresa.

El marketing nos entrega como arma estratégica el “conocer que es lo que debemos vender”, es decir, el enfoque orientado al consumidor: ponderar al cliente en base a sus necesidades y convertirlo en el centro de nuestra organización: todo lo que hagamos o realicemos debe ser pensado en el cliente, porque en el fondo, es el cliente el que permite que los objetivos de la empresa se cumplan.

En consecuencia, el marketing es un proceso que inicia con la satisfacción de objetivos individuales y organizacionales, planifica, estudia, investiga, analiza, da a conocer el producto, nos dice que vender y termina con el intercambio de nuestros  productos en el mercado.

Desde esta perspectiva, podemos decir que el objetivo del marketing es promover el intercambio de productos (bienes y servicios).

Philip Kotler dice que “para que se produzca este intercambio, es decir, para que se cumpla el objetivo del marketing, se deben cumplir cinco condiciones:

  • Debe haber al menos dos partes. (vendedor y cliente)
  • Cada parte debe tener algo que supone valor para la otra. (el vendedor que ofrece un producto que el cliente necesita para satisfacer alguna necesidad)
  • Cada parte debe ser capaz de comunicar y entregar. (El vendedor comunica las bondades del producto, el cliente comunica su conformidad o disconformidad)
  • Cada parte debe ser libre de aceptar o rechazar la oferta. (El vendedor ofrece libremente sus productos, el cliente es dueño de aceptar o no)
  • Cada parte debe creer que es apropiado. (Si el vendedor considera pertinente vender un determinado producto, entonces el cliente debe considerar pertinente comprarlo).”

Kotler considera que en caso que surja algún motivo de las partes intervinientes en el intercambio por el cual alguna no quede satisfecha, entonces, el intercambio no se repetirá de nuevo.

De lo anterior nos damos cuenta que el objetivo del marketing: “promover el intercambio” se cumple si y solamente si ambas parte: oferente y cliente respetan los cinco principios enunciados.  Dicho de otro modo, se cumplen las 4 Pes: Producto, Precio, Plaza (Distribución) y Promoción (Comunicación), para satisfacer las necesidades individuales u organizacionales.

Bibliografía:

Kotler, Philip; Keller, Kevin Lane (2006). Dirección de Marketing. 12ª ed.  México, Parson Educación, 2006. 816 pág. ISBN 970-26-0763-9

 

 Notas del autor

Los artículos de este blog se encuentran bajo la modalidad de “Creative Commons” pueden ser usados sin fines comerciales, citando la fuente:

Olivier, Marcelo (2012). Objetos de Aprendizajes Diversos. Instituto de Capacitación y Gestión SpA. [En línea]. http.www.incages.org