Rio de Janeiro, a Cidade Maravilhosa: desarmando mitos

Río de Janeiro, una ciudad que encanta y que es más segura de lo que pintan.

Nuestros temas en Rio de Janeiro es una serie de artículos que nace a petición de nuestros seguidores quienes nos pidieron ayudarles a verificar o desmentir los mitos urbanos que circulan sobre Rio de Janeiro y que muchas veces son el principal obstáculo para viajar y conocer: al alto nivel de criminalidad que existe en la calles de Rio de Janeiro.

¿Es peligroso visitar la ciudad de Río de Janeiro como se cuenta?

En realidad, no; en realidad, tal vez; todo depende lo que se entienda por peligro. Nuestro equipo de producción se aventuró hasta Río de Janeiro para averiguar más y sentir en la piel ese “fear of walking dead” que circula en el ambiente.

Si Usted, querido amigo, se va a meter a una favela solo, lo más probable es que no la cuente dos veces, aun que tampoco lo sé porque nunca me fue a una favela; algo similar podría ocurrir si visita la Villa 31 en Buenos Aires o la Población María Caro en Santiago, y un montón de otros barrios similares en diferentes países latinoamericanos.

Tips: Beba mucha agua, sino se va a deshidratar…

Para que se quede tranquilo, Río es una ciudad tranquila, muy resguardada por policías, al menos en todo el área del circuito turístico. Tal vez sea más factible que sufra un accidente caminando distraídamente debido al tráfico a que alguien lo asalte a mano armada en el centro de Río.

El equipo de Nuestros Temas visitó la ciudad de Río para el cierre de los juegos olímpicos, la verdad que las medidas de seguridad en aquella oportunidad sobrepasaban los límites de lo posible: tanquetas en la calle, militares por todos lados, la ciudad parecía en estado de sitio, y sinceramente nadie se habría preguntado que tan segura era a tal o cual hora; sin embargo, eso ya no está así. La ciudad volvió a la calma, las calles están custodiadas por la policía militar civil y de la ciudad, y uno puede caminar tranquilamente por las calles y barrios turísticos sin ningún problema (incluso con un celular en la mano, distraídamente y tomando fotos).  Muchos mendigos se le acercarán, lo saludarán y conversarán con Usted, a cambio de algún presente, 1 Real, por ejemplo, pero aparte de eso, no experimentamos nada extraño.

Pero aún así, mi dentista me dijo que era peligroso

Yo le preguntaría a su dentista dónde es que se fue a meter, y si es que realmente vino a Río en los últimos 10 años, porque a lo que a nosotros respecta, caminamos, caminamos y caminamos, por todos lados, y no tuvimos ninguna mala experiencia. Es más, una de las noches, el autor del reportaje salió a caminar solo, y le llamó la atención un mendigo que dormía en un banco de la plaza Getulio Vargas, así que sacó 20 reales y se los entregó…  El mendigo despertó y un poco confundido le preguntó por el nombre, le dio las gracias, le extendió la mano y siguió durmiendo.

Puedo irme seguro, entonces, y andar en la calle sin mayores preocupaciones

La verdad que ni en Nueva York, Paris o Roma, me sentiría tan seguro como para caminar descuidadamente en la calles, cuando uno es turista y desconoce la cultura de un lugar debe ser precavido, tomar todos los resguardos pertinentes y ser prudente.

Como regla general

No discuta con nadie en la calle, “calladito te ves más bonito” me decía mi abuela paterna.

No pelee con nadie, por más lo provoquen

No haga cosas que en su propio país sería incapaz de hacer

“Al reino que fueres has lo que vieres”, solía decir mi abuela materna.

Si va al estadio, apueste por Flamenco, el mengao siempre gana!!!!

Y lo más importante, vive tu propia experiencia y saca tus conclusiones. Planifica tu viaje con tiempo, establece indicadores y se feliz, que Río de Janeiro es una ciudad maravillosa que te va a encantar.

¿Cuánto se puede llegar a gastar en Río de Janeiro?

El costo de la vida para el ciudadano común en Río es bastante bajo.  Por ejemplo, comprando en un supermercado se podría llegar a gastar como máximo, para dos personas, unos 10 dólares (40 reales), las frutas son frescas y se consiguen a muy buen precio, lo mismo que los lácteos y las masas.

El transporte público si se familiariza con él, resulta muy eficiente ya que el taxi, en todo Brasil, es caro, pero de cualquier modo, un taxi, desde el Aeropuerto Internacional Tom Jobim / Galeão hasta el centro de la ciudad barrio de Cinelandia, no debería costar más allá de los 60 reales. El costo de la vida en Río de Janeiro, en temporada bajar, distinta a los días del Carnaval, es más baja que en Sao Paulo.

Con la tarjeta Río Card puede economizar bastante, es muy práctica y funciona con cargas virtuales como la tarjeta SUBE de Buenos Aires.

Los Hoteles

Lo que nosotros recomendamos es que adquiera sus noches de hotel en páginas como Expedia o Trivago.  Realmente se consiguen ofertas muy interesantes, mejores que si las paga directamente en el hotel mismo.